Frases de Gabriel García Márquez


El escritor Gabriel García Márquez nació en Arataca, Colombia, el 6 de marzo de 1927. Entre sus mayores logros está el Nobel de Literatura en 1982.

Publicó su obra más exitosa, “Cien años de soledad” en 1967 y se convirtió en una de las novelas más importantes de la literatura del siglo XX.

El reconocido escritor formó parte de la generación de la literatura latinoamericana que vieron florecer sus más famosas historias en la década de los 60 y 70. Contemporáneo desde su juventud de Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y Julio Cortázar, hoy el mundo puede decir que se ha ido uno de los grandes.

En todo momento de mi vida, hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres, y en las cuales se orientan mejor con menos luces.

Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez

La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, si no aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.

 Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

La primera condición del realismo mágico, como su nombre lo indica, es que sea un hecho rigurosamente cierto que, sin embargo, parece fantástico. 

Llueve. La tarde es una hoja de niebla. Llueve. La tarde está mojada de tu misma tristeza.

Siempre habrá gente que te lastime así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.

Nunca seré viejo -le dije entonces-. Ella lo interpretó como un propósito heroico de luchar sin cuartel contra los estragos del tiempo, pero él fue más explícito: tenía la determinación irrevocable de quitarse la vida a los sesenta años.

Es un triunfo en la vida que la memoria de los viejos se pierda para las cosas que no son esenciales.

Dile que sí, aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no.

Te quiero no por quien eres sino por quien soy cuando estoy contigo.

La creación intelectual es el más misterioso y solitario de los oficios humanos.

Yo me considero el mejor amigo de mis amigos, y creo que ninguno de ellos me quiere tanto como yo quiero al amigo que quiero menos

El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.

El cambio de personalidad es una lucha cotidiana en la que uno se rebela contra su propia determinación de cambiar, y quiere seguir siendo uno mismo.

No es verdad que las personas dejen de perseguir sueños porque se hacen viejas, sino que se hacen viejas porque dejan de perseguir sus sueños

Tan eterno, este amor tan resistible, que comparado al tiempo es imposible saber dónde limita con la muerte.

La vida es la cosa mejor que se ha inventado.

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.

Pues habían vivido juntos lo bastante para darse cuenta de que el amor era el amor en cualquier tiempo y en cualquier parte, pero tanto más denso cuanto más cerca de la muerte.

Dicen que yo he inventado el realismo mágico, pero solo soy el notario de la realidad. Incluso hay cosas reales que tengo que desechar porque sé que no se pueden creer. 

Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo.

Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.

El amor es eterno mientras dura.

La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.

Un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse.

Le asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.

Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor. De El amor en los tiempos del cólera.

El cuerpo humano no está hecho para los años que uno podría vivir.

En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces.

Locamente enamorados al cabo de tantos años de complicidad estéril, gozaban con el milagro de quererse tanto en la mesa como en la cama, y llegaron a ser tan felices, que todavía cuando eran dos ancianos agotados seguían retozando como conejitos peleándose como perros.

El amor es un sentimiento contranatural que une a dos desconocidos en una relación mezquina e insalubre, cuanto más intensa, tanto más efímera.

Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.

Siento que la conozco menos cuanto más la conozco.

La palabra mestizaje significa mezclar las lágrimas con la sangre que corre. ¿Qué se puede esperar de semejante brebaje?

El periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad

Facebook Comments Box

Reciente Frases